COMUNICACIÓN VERBAL CON TU BEBÉ

En verdad que el vínculo entre una mami y su bebé es maravilloso, el contacto visual, la sonrisa, los besos, son formas de comunicación que utiliza una mamá para establecer ese lazo de amor tan especial en sus primeros días de vida, ya que el bebé necesita sentir su afecto y ser tomado en cuenta.

Ahora que está contigo ¡quisieras decirle tantas cosas!, pero tal vez pienses que no te entienda, sin embargo, tú iniciaste una comunicación verbal desde que lo llevabas en tu vientre, ¿lo recuerdas? Le hablaste, le cantaste, le contaste cosas, además, tu bebé es muy perceptivo y aunque no comprenda aún el significado de las palabras, es capaz de establecer conexiones entre los sonidos, tus caricias, lo que haces y tus estados de ánimo.

Un bebé comunica sus necesidades con llanto, movimiento de manos y piernas, mirada y expresión de su rostro y cada mamá por su intuición, va interpretando y comprendiendo lo que con eso quiere decirle, por eso es importante aprovechar esos momentos para ir desarrollando en tu bebé el lenguaje, tú puedes responderle con palabras y acción conjuntamente.

Cuando el bebé esté en su cuna tranquilo, cuando sentada en la mecedora lo tengas entre tus brazos, puede ser también una ocasión ideal para hablarle, platícale de las cosas que haces, de lo mucho que le amas, pregúntale cómo está, ¡sí, pregúntale! es una forma de estimularlo, poco a poco cuando menos te imagines va a responder, al principio, con pataleos y sonrisas, después serán balbuceos que te derretirán de ternura.

Trata de hablarle despacio y gesticulando algunas palabras como “mamá”, “papá” para que observe la forma en que tus labios se mueven y luego pueda imitarlo, repite su nombre y conforme vaya creciendo en cuanto tenga mejor contacto visual, nombra algo y luego muestra la imagen o el objeto, tal vez pueda ser de animalitos que además podrás complementar con los sonidos que cada uno hace, eso le gustará.

Las canciones infantiles acompañadas de señas o movimientos son una muy buena herramienta para ayudarles a realizar conexiones que propiciarán más tarde una mejor comunicación y utilización del lenguaje y no olvides que la modulación, el tono, la intensidad y la melodía de tu voz son señales que le ayudarán a comprender mejor.

Cualquier lugar es bueno para platicar con tu bebé, cuando le bañas, cuando le pones en el cambiador para ponerle su ropita, cuando vas en el carro de paseo, en fin, tu creatividad y tu amor te darán mil y una formas en que puedas hacer de una situación, una oportunidad para que la comunicación verbal se dé y pueda convertirse en un momento muy especial, divertido e íntimo con tu bebé.

 


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados